¿La pornografía afecta a mi erección?

Si.

La respuesta ya la tienes, por lo cual puedes dejar de leer ahora mismo!🙃

Sin embargo, si quieres saber la razón del porqué demasiada pornografia puede ser causa de disfunción eréctil 👎sigue leyendo unas lineas mas!

La excitación es un fenomeno complejo que involucra el entero sistema nervioso a múltiples niveles. Si bien es cierto que estar mirando unas nalgas redonda 🍑 nos puede despertar la libido, también solo tocarlas sin poderlas ver en la oscuridad del cuarto, con las luces apagadas, despierta el mismo placer o más. Aun mayor puede ser el efecto de escuchar un gemido de placer o el ruido de la respiración de nuestra pareja, que se intensifica. Y no olvidamos el sabor o las olores de la intimidad. 

¿Cuánto poder tienen los cinco sentidos 👀🖐👃👂👅sobre nosotros? Mucho, mucho poder. Cuando se comparte un momento de placer con alguien, la variedad de informaciones nerviosas que llega al cerebro desde los órganos sensoriales hace que la excitación sea una experiencia global y consecuentemente garantiza una erección firme y segura. 

Cada organo sensorial tiene una via nerviosa exclusiva que veicula las informaciones hacia el lugar del cerebro 🧠 donde todas confluyen y se genera la excitación. Este lugar se llama “Insula” (isla en latin, hermoso no? 🏝) y desde allí se activan otras vías nerviosas que llevan el sentimiento de excitación hacia abajo, a los genitales, a través de la medula espinal.

Insula cerebral.

Cuando decidimos regalarnos un momento de placer, cogemos el móvil y tecleamos Youporn o algo sobre el estilo, condenamos nuestra Insula cerebral a recibir solamente estímulos visuales y auditivos. Dichos estímulos visuales y auditivos son, además, de muy baja calidad para nuestro cerebro porqué no estamos ni siquiera realmente presenciando a una escena de sexo mirando gente verdadera y escuchando sus verdaderos gemidos. Lo que estamos mirando es la representación de una escena de sexo en una pantalla normalmente no más grande de 20 pulgadas 💻 y escuchando la reproducción de gemidos por altavoces de muy baja prestaciones📻. Así el trabajo elaborativo que hace la ínsula es muy pobre, la excitación que consigue muy débil y la masturbación a menudo acaba siendo algo mecánico, con una erección insegura que va y viene y que a veces hacemos hasta un esfuerzo para mantenerla. 

Cuando la masturbación es old style 👾, es decir cuándo cerramos los ojos y nos dejamos ir en la magica arte del autoerotismo, lo que hacemos es costruir una realidad alternativa a la que nos rodea. Prenscindimos de lo que nos trasmiten los sentidos de verdad (que estamos por ejemplo estirados en el sofa del comedor) y la ínsula cerebral trabaja duro y de calidad y nos lleva en otros lugares en los que hemos estados en juventud o nunca en la vida en tiempos pasados o futuros con parejas que hemos tenido o no según lo que deseamos. Hace un trabajo fantasia y imaginación 🦄 y cuando arranca bien, nos proporciona experiencias muy parecidas al sexo verdadero. ¿A que si que son experiencias que parecen mucho más verdaderas de la pornografia? 

Una paja bien echa ✊🍆💦 con mucha imaginación 🤩 es un poderoso ejercicio para el cerebro y un eficaz entreno para las conexiones nerviosas, de manera que cuando realmente llegamos a la cama con nuestra pareja tenemos una ínsula cerebral entrenada 💪 y caliente y no aburrida y anestesiada como se vuelve con la pornografia.

Por lo cual la pornografia es mala 🤷‍♂️? ¡Hombre no! La pornografia es una herramienta 🛠 y puede ser divertida para explorar gustos, hasta buena para conocerse más a sí mismo. Y cierto es que no siempre podemos relajarnos en el sofa dedicando al autoerotismo todo el tiempo que queremos. Así que, como decían los latinos “in medio stat virtus”, la virtud está nel medio : si entre un amateur teen sexy public blowjob nosequemás y otro podéis buscar un cuarto de hora para entrenar vuestra ínsula cerebral, ya sabéis.

Un saludo,

Nicola Tartaglia


¿La Testosterona es la clave del sexo?

Con solo 5 minutos en Google ya se nota que hay mucha confusión y desinformación 🤯 sobre el tema Testosterona💪. Sustancialmente el concepto que predomina es que, de la testosterona, dependan el vigor masculino, la libido y la capacidad de mantener la erección🥖.

No es del todo correcto. O mejor dicho: no es casi nada correcto🧐. 

Antes de explicar a que sirve de verdad la testosterona y que pasa cuando hay una deficiencia, hacemos dos pasos atrás y vemos de donde viene la hormona más cotilleada del mundo. 

En el testiculo hay tres tipos de células (en realidad hay más, pero las que se merecen nombrar son tres!).

  • Las células germinales, de las que se originan los espermatozoides🧞‍♂️. 
  • Las células de Sertoli que participan al proceso de maduración del esperma💦. 
  • Las células de Leydig que son responsables de la producción de testosterona💪. 

En el cuerpo humano todas la células están bajo control de algo. Es decir que ninguna función  corporal es espontánea y libre de regulación. Es un concepto tanto fácil de escribir cuanto difícil de explicar en el detalle. Se puede resumir que no hay función que no tenga un factor encima que la acelere o la frene🕹.

La síntesis de testosterona está regulada por una glándula que se encuentra en el cranio a la base del cerebro. Se trata de la hipófisis. Tiene el tamaño de una cereza 🍒y de ella depende una gran variedad de funciones como el crecimiento de nuestro cuerpo, la fertilidad, el metabolismo y alguna otra más. 

En la síntesis de testosterona, la hipófisis participa de la siguiente forma: va produciendo y liberando constantemente una hormona llamada Luteizante (LH) que viaja en la sangre hasta al testículo y cuando alcanza las células de Leydig les dice: “Adelante! a trabajar🛠, el cuerpo necesita testoterona!”

Luego llega la neuro-hipófisis, otra pequeña glándula intra-cranica que justo está encima de la hipófisis. La neuro-hipófisis registra los niveles de testosterona y cuando estos son suficientemente altos, avisa la hipófisis de que ya no hace falta tanta estimulación así que se frena la producción. 

Regulación de la síntesis de testosterona.

Por qué es importante entender este mecanismo? 🤓

Pues porqué significa que la testosterona en el cuerpo no puede aumentar al infinito y el cuerpo mismo de forma natural hace que no supere una determinada cantidad. En otras palabras no es verdad que más testosterona es mejor.🦍 

Ahora volvemos a la pregunta original: la libido, el vigor y la erección dependen de los niveles de tetosterona?🤔

🤓La testosterona es indispensable durante el desarrollo de los órganos del aparato reproductor (pene, testículos y via seminal) y de los caracteres sexual secundarios (vello facial, nuez de Adam..) además que participa en el crecimiento de la masa muscular, aunque no es el principal factor de crecimiento. 

Caracteres sexuales secundarios.

Un problema en las células de Leydig o del sistema que las controla puede llevar a carencia de testosterona. Cuando la deficiencia se genera durante la maduración sexual se presentan graves cuadros clínicos que pueden incluir esterilidad, falta de erección, de desarrollo del pene, de los caracteres sexuales secundarios y de crecimiento muscular. 👶

Sin embargo, una vez terminado el desarrollo y alcanzada la madurez sexual, aproximadamente entre los 17 y los 20 años de edad, se puede decir que la testosterona deje de ser tan inmensamente importante. Obviamente sigue teniendo una función de soporte a muchas funciones corporales, incluida la producción del semen, pero la disminución patologica de sus niveles no causa condiciones clínicas graves como en la pubertad. 

De hecho un hombre necesita un periodo con valores bajos de testosterona largo meses o años en algunos casos, para que empiece a notar disminución del deseo sexual y sensación de cansancio.😰

Así, contestando a quien pregunta si la libido depende de la testosterona, diría que si, a lo largo del tiempo, pero si. 😁

Otra historia es la dificultad en mantener la erección🌶. Si el sistema reproductor ha madurado bien y no ha faltado testosterona ni otros factores durante el desarrollo puberal, el pene ya no necesita testosterona para funcionar. 

Pensad que en algunas situaciones, como en casos de cáncer de prostata, se necesita suprimir con fármacos o quirúrgicamente los niveles de testosterona y aun así muchos pacientes, si bien con disminución del deseo, aún logran la penetración y el orgasmo🥴. 

🧐Resumimos entonces.

La testosterona no es la clave del sexo ni mucho menos, pero juega un papel importante en la presencia de deseo sexual. Por esto en casos de falta de libido no está mal hacerse un control con analíticas, para valorar el perfil hormonal y sus factores de control.👨‍⚕️

La dificultad en lograr o mantener la erección en presencia de un deseo sexual conservado casi seguramente no depende de una deficiencia de Testosterona y hay que indagar otras causas, tipo un problema vascular, farmacologico o hasta emocional. 🤷‍♂️

Claro?

Y de lo peligroso que es tomar testosterona sin importar los niveles de base solo para “trempar mejor” hablaremos en el próximo articulo!👀

Un saludo.


¿Qué decir a tu pareja cuando no se te levanta?

¡Ojo, una premisa! Este articulo te va a robar un par de minutos más de lo habitual! Si no tienes tiempo ahora ponte una alarma en el móvil para más tarde. “Oye Siri, recuérdame esta tarde de leer el articulo del urólogo italiano ese!

Vamos allá. Para pasar conceptos, como en otros artículos de mi blog, me viene comodo construir un escenario y fantasticar con ello.

Imaginamos el siguiente: Pareja de toda la vida juntos desde hace más de 20 años o primera cita, da igual. Venus en conjunción con Urano, luna llena, tripleta de Messi, ha llegado un aumento de sueldo, los hijos al campus de verano, fuera llueve fuerte. Combinación de eventos perfecta para, como lo llaman los anglosajones un “sexual intercorse”, entre nosotros mejor conocido como “polvo”.

Bien entonces, un par de besitos, caricias, unas de aquellas palabritas que ya saben (para quien suele decirlas) y estamos desnudos con nuestra pareja en la cama. Nada más empezar y… la erección se va.

Si te suena familiar el cuadro, aumento de sueldo a parte, vamos a ver que pasa luego.

Queremos volver a encontrar la excitación pensando a lo que más nos gusta, lo que más nos pone. Queremos volver al estado de unos minutos antes pero nada, la situación parece irrecuperable. Nos ponemos nerviosos, le debemos a la pareja el placer que nos está pidiendo y no logramos. Nos da miedo decepcionarla. Empezamos a buscar una fantasia, un recuerdo, hasta una película, algo que nos pueda ayudar. Pasan los segundos. Estamos oficialmente enfadados, nos hemos perdido.

Puede que el problema sea fisico, una disfunción eréctil vascular o las pastillas de la tensión, pero en nuestro escenario tenemos una salud perfecta y ninguna posible causa “fisica” para lo que está pasando. Se trata así, de un episodio de disfunción eréctil emocional.

Alguien podría decir: “Pero es mi pareja de toda la vida, como me voy a emocionar?” o “Io no soy un tipo nervioso, manejo bien el estrés!” No, no, no. No es de esto que se trata. No se trata de dejarse o menos inhibir. Se trata de que, con buena probabilidad, aún no tenemos bien claro un concepto fundamental del sexo. El concepto es el siguiente: no somos responsables de nuestras erecciones. Eh si, lo repito: no somos responsables de nuestras erecciones. No es un brazo, ni mucho menos un dedo que si lo queremos mover, solo hay que pensarlo. No hay un comando de activación ni el botón de reset. El pene se mueve solo, se erecta solo. Es como si fuera el brazo o el dedo de otro. ¿Podemos mover el brazo o el dedo de otro solo pensandolo? ¿A que no? Pues así va la erección.

Asumido que el pene va a su bola, la pregunta es: ¿Cómo es su bola? O sea, ¿cuál es el principio que hace mover el pene, que lo pone duro? La respuesta es la clave del tema. El principio que erecta el pene es el placer que sentimos y no el placer que ofrecemos. El pene se queda erecto si siente placer y pierde la erección cuando nosotros empezamos a pensar y nos enfocamos sobre el placer que deberíamos estarle dando a nuestra pareja.

El alguien de antes podría decir: “Pero yo pierdo la erección antes de ponerme nervioso, antes de preocuparme por mi pareja, cuando aun siento placer”. Es posible, pero también es posible que no y sin darte cuenta dejes entrar, aunque solo por un instante, un pensamiento que te aleja del placer lo suficiente para que el pene pierda interés, y llega el gatillazo.

Es muy parecido a cuando nos perdemos por las calles de una ciudad. Estamos yendo bien cuando, de repente, ya no sabemos adonde estamos. ¿Qué hacemos? ¿Verdad que si continuamos a andar cómo locos a la búsqueda de la dirección correcta, pensando obsesivamente que nos hemos perdido y que llegamos tarde, es poco probable que nos ubiquemos? ¿No funciona mejor si nos paramos un segundo y nos miramos alrededor? ¿No es mejor dejar la prisa a un lado y orientarnos con calma?

Así tiene que ser con la erección. Estamos yendo bien y de repente nos perdemos. Vale. Mejor no dar vueltas a la cabeza como locos, buscando pensamientos placenteros. Mejor pararse y orientarse. Cuando el pene pierde fuerza, la mayoría de nosotros la persigue y allí está el error. No siendo responsables de mantener la erección no podemos “hacer que vuelva”. Por lo cual la unica es confiar en el cuerpo.

No vinimos a este mundo con un manual de instrucciones. Esto es porqué hay funciones que no necesitan que nos enteremos de cómo van, de cómo “funcionan”. Comer por ejemplo. Cuando nos entra hambre, no hace falta que la interpretemos. Nunca he escuchado a nadie preguntarse ”¿Pero qué será esta sensación que tengo aquí en el medio del abdomen? ¿Qué se supone que debería hacer para que se vaya?” ¿Verdad que en aquel momento es automatico que si ves una tortilla de patatas le das un mordisco? ¿Y es verdad que no hace falta pensar “Abrir la boca, apretar, abrir la boca, apretar” para masticar?

Lo mismo pasa con el sueño. ¿Verdad que es inequívoco lo que debemos hacer cuando nos entra sueño para que se nos vaya? ¿Y es verdad que es automatico? ¿Que solo tenemos que buscar un sitio, pero cómo hacer para dormir esto es totalmente fuera de nuestra responsabilidad?

La naturaleza o Dios NO nos ha dado la responsabilidad de nuestras funciones vitales, si así fuera ya seríamos extinguidos hace unos milenios. Comer, dormir y también echar polvos son las tres actividades que nos han mantenido vivos desde el amanecer de la humanidad.

Así que cuando no se te levanta dile a tu pareja: “No soy responsable de mi erección”. Eso dile.

En conclusión, dejamos que el cuerpo haga lo que sabe hacer en automatico, sin molestarlo con pensamientos y agobios. Si perdemos la erección no nos movamos, dejamos el pene cerca de donde lo queremos meter y esperamos.

Adivinad que va a pasar.


urólogo Andrólogo Barcelona

Cómo mantener la erección en presencia de un jabalí.

Estrés y disfunción eréctil.

¿Porqué se me baja la erección cuando estoy estresado? Es una de las preguntas más frecuentes de mis pacientes. 

Hay hombres de todas edades que están bien, no toman medicamentos, hacen deporte con regularidad, comen sano, pero con más o menos frecuencia les pasa que al momento de la verdad pierden la erección. 

¿De qué depende? ¿Cómo puede ser que durante los preliminares se sientan seguros y instantes después acaban fallando así, sin más? 

Muchos refieren llegar a sentir cómo un vacío o un agujero entre las piernas y a pesar de los intentos y que las parejas ayuden o menos, la mayoría de las veces no hay practica con la que se logre recuperar la excitación y seguir con el coito. En aquel momento ya estos hombres están con la cabeza en otro lugar, preguntándose cosas tipo “Estoy diventando impotente?” 

Y se agobian.

Pueden ser episodios esporádicos pero, en algunos casos, se hacen frecuentes y el hombre ya le empieza a tener miedo al tema. No sabe si se le pasará, ni siquiera sabe qué le está pasando. Lo cual es peor aun. Empieza a huir las ocasiones de tener sexo. La pareja se le acerca y él busca excusas. Pasan unos días del ultima relación y ya empieza a pensar “espero que hoy no toque”..

En lo mismo cae el tipo soltero que sale de fiesta y no le entra a nadie por el miedo a subir luego a casa con el riesgo de un gatillazo..

¿Porqué les pasa esto?

La disfunción eréctil es una patologia multi-factorial. Esto quiere decir que hay muchas causas que pueden influir en la aparición de la enfermedad. No me meteré a hablar de todo, ya hemos tenido y tendremos ocasiones. 

Hoy me gustaría quedarme con el tema Estrés y Disfucnión Eréctil. 

Para hacer esto se necesita una premisa y contestar a otra pregunta: ¿Qué es el estrés? Me refiero fisicamente. ¿Qué forma tiene? Como se mide? Es algo material? Es químico? Huele a algo? 

Pues sí, es químico. No sé si huele a algo, seguro que si, pero es algo concreto, material y todo el mundo conoce su nombre, pero nadie hace la conexión. El estrés en medicina se llama adrenalina. 

La adrenalina es una hormona que se produce en las glándulas suprarrenales. Son dos pequeñas glándulas que apoyan encima de los riñones y producen varias otras hormonas relacionados con  el estrés como el cortisol y el aldosterona y también pequeñas cantidades de testosterona. 

La adrenalina en las suprarrenales se almacena en pequeños depósitos que se vacían en el flujo sanguíneo cuando hay un estimulo, un evento que lo requiere. 

Ejemplo: estamos paseando con nuestra pareja por el parque de la Collserola, cogidos de la mano, aprovechando del solecito y de la vista sobre la ciudad. Relajados, en sintonía, nos reímos y hasta nos damos un par de besos. Todo bien. Improvisamente nos parece oír un ruido proveniente de los arbustos; nos paramos, aguantamos el respiros un instante para escuchar mejor y de la nada sale corriendo hacia nosotros un jabalí grande como una burgman 125! 

¿Qué pasa? 

Pasa que los depósitos de adrenalina se abren y sueltan en la sangre su contenido el cual causa las siguientes reacciones: aumento de la frecuencia cardiaca, derivación de la sangre desde los distritos donde no sirve (aparato digestivo, aparato reproductivo etc..) a los músculos. El cerebro está activando un programa con el que salió de la fabrica y que es común a todos los mamíferos, una especie de “ajuste de fuga o defensa” y nos prepara a huir o en definitiva a defendernos del peligro. Este “ajuste de fuga” está evidentemente bien lejos de la tranquilidad de unos instantes antes y el par de besos que le íbamos a dar a la pareja ya ni los consideramos. 

¿Qué tiene que ver esto con el coito y las erecciones?

Sencillo.

Imaginamos que en lugar de pasear por la Collserola estamos en el sofá de casa con la pareja, ya medio desnudos, sin camisetas, preparando el terreno. Ningún jabalí, claro, pero en su lugar otra cosa que nos dé miedo, que nos acelere el pulso y nos haga desear huir.. nos entra el siguiente pensamiento: “¿Y si ahora no se me levanta?” o “¿Ya lo habrá notado que no se me está levantando?”

Un pensamiento así en el cerebro tiene el mismo efecto de un jabalí, en serio. Y en la misma manera se activa el programa “ajuste de fuga”.  Nos ponemos nerviosos, notamos fuerte el latido de nuestro corazón, la sangre que teníamos en nuestra erección se va hacia otros lugares que nuestro cerebro considera más importantes en aquel momento. Se nos disparan mil y una preguntas y, mientras intentamos cambiar de pensamiento, buscando en nuestros archivos de memoria algo que nos pueda excitar, lo que hacemos realmente es alejarnos mentalmente del sofá donde estamos desnudos acabando a kilómetros y kilómetros de distancias. 

El switch que hacemos en estas situaciones es increíblemente importante, porqué pasamos de percibir a pensar, de sentir a imaginar y esto mata literalmente la erección. Porqué la erección se nutre de nuestras percepciones, de lo que sentimos y no de lo que generamos de la nada en nuestros cerebros, o sea nuestros pensamientos.

Nuestros miedos son la causa del estrés. Y la adrenalina la razón principal del porqué es imposible mantener una erección en presencia de un jabalí! En otras palabras la adrenalina es la razón del porqué tener miedo es incompatible con tener erecciones. 

La siguiente pregunta es: ¿cómo disminuir los niveles de adrenalina?

Stay Tuned.